Make your own free website on Tripod.com
Bruno Cortes Fotoperiodista
Habla uno de los prisioneros iraquíes torturados

HOME

Título de la nueva página | Acerca de... | En opinión | Cine | Todo empezó en San Cristóbal | Servicios periodisticos | Esta Semana | Semana Santa en Iztapalapa | Contáctenos | Politica | Deportes | Espectáculos | Reportajes | Centro de Difusión de la Ciencia y la Tecnología | Reportajes Intertress España | Vida Cotidiana | Modelos | Reportajes Intertress España | Arte urbano | Teoría Fotográfica | Nueva Camara Cannon D60 | CHARLAS DE CAFÉ EN LA CINETECA NACIONAL | Habla uno de los prisioneros iraquíes torturados | La fotografía de primer plano

Tomado de http://www.sodepaz.net/modules.php?name=News&file=article&sid=1942

Haydar Sabbar Abed, uno de los prisioneros iraquíes fotografiado en poses degradantes y maltratado por guardias estadounidenses en la cárcel de Abu Ghraib, contó su historia a la BBC.

Haydar Sabbar Abed, uno de los prisioneros iraquíes fotografiado en poses degradantes y maltratado por guardias estadounidenses en la cárcel de Abu Ghraib, contó su historia a la BBC.
Yo viajaba en un taxi cuando fuimos detenidos en la entrada principal del Campo Taji, en Bagdad, que está en control de las tropas estadounidenses.

Ellos nos pidieron nuestros papeles pero como yo no tenía ninguno me arrestaron y me llevaron a los cuarteles del ejército en el Quinto Distrito, y luego al campo de detención ubicado en el aeropuerto.

Me dijeron que me harían algunas preguntas y que sería liberado en un par de días, pero nada pasó por tres días.

A las cuatro de la mañana del tercer día gritaron mi número, 13077, y me trasladaron al Campo Boqa en Basora, donde yo pensé que debía enfrentar a un tribunal iraquí.

¿Pero qué había hecho? No soy un criminal. Tengo cinco hijos y mi familia no tenía idea de mi paradero.

Torturas

Después fui llevado al Campo Uno en Abu Ghraib.

Allí me torturaron luego de que me peleara con un trabajador iraquí del lugar que había tenido relaciones con una mujer soldado.

Él nos estaba haciendo la vida imposible y tuvimos que golpearlo.

Por eso comenzaron a torturarnos.

Cortaron nuestras ropas con cuchillos hasta dejarnos desnudos. Incluso nuestra ropa interior fue cortada.

Luego nos dijeron que hiciéramos cosas frente a una mujer soldado.

Nos indicaron que nos masturbáramos mirándola, pero nosotros nos negamos y por eso nos golpearon.

¿Cómo podía hacer algo así en esas circunstancias? Estaba aterrorizado, todo mi cuerpo estaba temblando.

Luego ellos pusieron una bolsa en mi cabeza y yo pretendí, me moví como si me estuviera masturbando.

"Como perros"

Nos hicieron actuar como perros, poniendo correas alrededor de nuestros cuellos y haciéndonos ladrar. Ellos silbaban y nosotros teníamos que ladrar.

Nos hicieron levantarnos y subirnos uno arriba de otro.

Dijeron que nos iban a matar, pero al final no sacaron las bolsas de la cabeza y me sorprendí de ver a mis amigos alrededor mío.

Me habían golpeado tan duro que me rompieron la mandíbula. Aún ahora tengo problemas para comer.

Finalmente un grupo de oficiales de inteligencia llegaron a vernos.

Nos interrogaron sobre lo que había pasado y les dije lo mismo que le estoy contando a usted.

Fui llevado a un tribunal pero el 15 de abril me liberaron.